Reseña de Literatura | <i>Yo conocí a Muelle</i>, de Jorge Gómez Soto. «Una novela sobre el arte de contar historias» ~ Mientras Lees: literatura, cine y videojuegos

Reseñas de Literatura

Reseñas de Cine y TV


Reseña de Literatura | Yo conocí a Muelle, de Jorge Gómez Soto. «Una novela sobre el arte de contar historias»



Hay novelas a las que no les acompaña una buena portada. A veces, ni siquiera una buena sinopsis. Y en el peor de los casos, pero muy comunes, una no muy buena campaña de marketing. Y aún así, valen más que mil bestseller juntos. Yo conocí a Muelle” es una de ellas.


YO CONOCÍ A MUELLE, de Jorge Gómez Soto
SM Ediciones

Muelle fue el primer grafitero de Madrid, una leyenda para todo el que pertenezca al mundillo del grafiti, que desafió a las autoridades atreviéndose a plasmar su inconfundible firma registrada incluso en la estatua del Oso y el Madroño. Spirit lo conoció. Por eso Luis, el protagonista de esta novela, le admira y quiere aprender de él. Aunque no pinte bien. Aunque a la chica que le gusta no le interesen los grafitis. Aunque al final la rivalidad entre pandas lo ensucie todo. Aunque el destino le tenga preparadas otras historias que ni se imagina.

junio 2010
169 pp
8,75 €
978-84-675-4353-7




Es mi primera novela de Jorge Gómez Soto y sólo puedo decir que, a pesar de que ha pasado tiempo desde que la leí, aún recuerdo en mi mente cada momento cálido que me hizo sentir. No me arrepiento de haberle dado una oportunidad a “Yo conocí a Muelle”, una novela que llega a sorprenderte, porque te aporta todo lo que buscas en una buena novela de amor y de descubrimiento personal.

PhotobucketNuestro protagonista es Luis, un joven que está empezando en el mundillo del graffity madrileño junto a su amigo Hot, inspirados por las hermosas historias que Spirit, un grafitero más experimentado del barrio, les cuenta sobre la leyenda del grafitero Muelle, a quien dice haber conocido. Lo cierto es que Luis aún no es un experto en dibujo, todavía le falta mucho por aprender, pero un buen día conoce a Ana en un local perdido en la ciudad. Estaba huyendo de la policía y no encontró mejor sitio para refugiarse. ¿Qué sabía él que allí encontraría, finalmente, el sentido que le faltaba a su vida? Luis no volverá a ser el mismo y no sólo se conocerá mejor después de eso, sino que crecerá y aprenderá a reconocer lo que es realmente importante en el mundo que le rodea.


Nos encontramos ante una de esas novelas que pasan totalmente desapercibidas en la librería y que, sin embargo, esconden una de las historias más emocionantes que podamos encontrarnos. Si te gusta crear, si te gusta leer y viajar a mundos distantes, te gustaría lo que Jorge Gómez Soto te tiene preparado, pero no porque esta novela sea de fantasía o tenga un romance azucarado que te deja en estado comatoso. No, el éxito de esta novela reside, más bien, en la destreza narrativa de su autor y en el giro extraordinario que nuestro protagonista experimenta a lo largo de la historia. El mundillo del graffity, poco motivador para mí, se va alejando y nos acercamos hacia otro universo que sí será del gusto de todos vosotros: los cuentos. ¿Que cómo logra Jorge Gómez Soto hacerlo sin que resulte extraño o forzado? Eso sólo lo podréis averiguar leyendo “Yo conocí a Muelle”.

Jorge Gómez Soto nació en Madrid el 6 de diciembre de 1974. Su vocación por la escritura comenzó en el instituto, donde escribió su primer texto novelesco junto a un compañero en COU. No se sintió demasiado satisfecho del resultado, pero le sirvió como germen de su futura dedicación. Su padre es el también escritor Alfredo Gómez Cerdá.
La novela tiene un ritmo ligero y está escrita con perfección y mimo; como ni siquiera llega a las 200 páginas me la leí en un día y comprendí con sorpresa que, aunque no hubiera podido conocer más a Luis, se había desarrollado y había madurado muchísimo en pocas páginas, de una forma progresiva y creíble. Se convirtió en un personaje poderoso y bien armado. En realidad, todos los que salen en esta novela son tremendamente reales y nos caen bien o mal, pero todos tienen sus motivaciones y sueños. Es de agradecer que no se cayera en clichés manidos y tampoco en incongruencias comunes de las novelas juveniles. El final, a pesar de tener una nota amarga, fue un golpe de gracia y un toque de atención para todos: estamos muy acostumbrado a los romances superfluos basados en el egoísmo. Ya os digo de entrada que Yo conocí a Muelle no es, ni de lejos, otra novela americana juvenil.

Las historias son poderosas y asistir en vivo y en directo a cómo se crean, es algo exclusivo. El autor de esta novela nos invita con pase VIP a que descubramos qué se esconde detrás de las grandes historias y de paso, veremos cómo Luis pasa de ser una sombra, a un gran contador de historias. Tengo que apuntar que todos los cuentos que aparecieron en Yo conocí a Muelle me removieron por dentro. El poder que ejercen todas juntas es hipnotizador.

Si os arriesgáis a leerla (cosa que os recomiendo que hagáis, porque no os vais a arrepentir) os daréis cuenta de que no hace falta irse muy lejos para encontrar a grandes autores. Aquí en España tenemos grandes cuentacuentos, como Jorge Gómez Soto, quien ha sido capaz de aglutinar en menos de 200 páginas una historia de descubrimiento personal creíble, un romance maduro y a la vez apasionado y unos personajes dignos de ser recordados. Y encima, ha logrado que resulte, que es lo más importante. Yo conocí a Muelle, ¿y vosotros?




Si te gustó, puede que también te guste...


La chica del andén del frenteCuentacuentos

ESCRITO POR DAICHAN

Estudiante de letras y otaku apasionado. A parte de leer, jugar a videojuegos y ver películas, adora estudiar y enseñar japonés. Administra Mientras Lees desde hace tres años y su sueño es convertirse en librero. Podéis encontrarlo en su bitácora personal.

4 comentarios:

  1. Si como dices, esta novela se aleja de todo lo típico americano, creo que la leeré. Me gustan las historias bobas y bonitas, como a casi todos, pero también que las novelas realistas estén bien construidas ^^
    La critica que has hecho sobre la evolución de los personajes y su realismo me ha convencido lo suficiente como para añadir este libro a mi balda de pendientes.
    Muchas gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela imprescindible en la estantería de cualquier lector juvenil. En serio, me gustó muchísimo y tiene mucho que dar. No parece que vaya a sorprender, ni tampoco a entusiasmar, pero está escrita con una pluma perfeccionista, con mucho ritmo y el argumento es todo lo contrario de lo que parece. No se puede comparar a las novelas prefabricadas americanas, llenas de clichés, la verdad es que sí que lo recomiendo :)
      ¡Un beso enorme!

      Eliminar
  2. Es que es Hijo de Cerdá! pero bueno, que me encantaria leerlo! y que importa la portada si vale la pena ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído nada de su padre, pero si escribe tan bien como el hijo, no sé a qué estoy esperando :3

      Eliminar